La invención de la fotografía, Nicéphore

29 07 2011
Buscando sobre las primeras imágenes fotografiadas en la historia, me topé con un sitio de referencia sobre el inventor de la misma, desconocido y a la vez tan importante, José Niépce (o Nicéphore). 

Una lectura bastante interesante.




• 1765 : Nacimiento de José Niépce en Chalon-sur Saône (mas tarde adoptará el sobrenombre de Nicéphore) Su padre es abogado y consejero del rey y recaudador de depósitos y consignaciones de Chalon-sur-Saône. Tiene una hermana y dos hermanos.

• 1786 : José entra en el colegio de los Hermanos Oratorianos en Angers, y se apasiona por la física y la química.

• 1788 : LAbandona el Oratorio y entra en la Guardia Nacional en Chalon-sur-Saône. Firma sus cartas con el sobrenombre de Nicéphore.
  
• 1789 : Revolución Francesa.

• 1792 : Enrolamiento en el ejército revolucionario (campaña en el Sur de Francia y en Cerdeña).

• 1794 : Nicéforo deja el ejército y permanece en Niza. Contrae matrimonio. Su hermano mayor, Claudio se reúne con él.

• 1795 : Nacimiento de su hijo Isidoro.

• 1797 : Viaja a Cerdeña con su familia y su hermano. En el curso de ese viaje Nicéforo y su hermano Claudio habrían pensado en la fotografía.

• 1798 : De regreso a Niza, los dos hermanos se libran a sus primeros trabajos de inventores y se concentran en la puesta a punto de un principio motor basado en la dilatación del aire en el curso de una explosión.

• 1801 : Nicéforo y su familia junto con Claudio vuelven a Chalon-sur-Saône donde se ocupan de la gestión del patrimonio familiar del cual se ocupaba Doña Niépce desde la muerte del padre en 1785.

• 1807 : Los dos hermanos obtienen una patente por diez años, firmada por Napoleón, por el motor que nombran Pireolóforo. Se trata del primer motor en el mundo a combustión interna.
Una maqueta de barco de dos metros de largo, remonta la corriente del Saône por medio de este motor.

• 1807 – 1809 : Elaboración de un proyecto de bomba hidráulica para reemplazar la máquina de Marly que servía para alimentar con agua el Castillo de Versailles.

• 1811 : Trabajos sobre el cultivo del pastel destinado a reemplazar al índigo, faltante a causa del bloqueo continental.

• 1816 : Un año antes de la expiración de la patente, Claudio deja Chalon-sur Saône para radicarse Paris y luego en 1817 en Inglaterra, para tratar de explotar el invento.

• 1816 a 1818 : Solo, Nicéforo se lanza a la búsqueda de la fijación de imágenes proyectadas en el interior de la cámara oscura. Primeras experiencias-primeros reveses. Búsqueda de canteras de piedras calcáreas alrededor de Chalon-sur Saône para encontrar en Francia piedras aptas para la litografía.

• 1818 : Una imagen ha sido fijada hace tres meses. Nicéforo construye una draisina, que perfecciona con un asiento regulable.

• 1822 : Realización de una reproducción de un dibujo sobre una placa de vidrio recubierta con betún de Judea, gracias a la sola acción de la luz (retrato del Papa Pío VII).

• 1824 : Obtención de « distintas tomas con la cámara obscura » (fotografías) sobre piedras litográficas. En ese momento el tiempo de exposición es de cinco días.

• 1824 a 1826 : Imágenes grabadas sobre cobre, tratando con el método de agua fuerte, las imágenes obtenidas con el betún.
Niépce solicita a un grabador Parisino, Agustin Lemaitre, para que lo aconseje y efectúe copias sobre papel a partir de sus placas grabadas.

En 1825, Niépce se orienta también hacia los ópticos parisinos, Vincent y Charles Chevalier,
quienes le proporcionan toda clase de ópticas para perfeccionar su cámara obscura. Es el año del casamiento de su hijo con Eugénie de Champmartin.

• 1826 : Las imágenes obtenidas son grabadas sobre estaño. Extracción de una fécula a partir de una calabaza llamada giraumont. Producción de una fibra textil apta para el tejido de una planta de asclepias de Siria.

• 1827 : Una toma sobre estaño no grabado (el único ejemplar conservado de una imagen realizada por Niépce en la cámara obscura que corresponde a esta etapa de sus trabajos).

• 1828 : Imágenes no grabadas sobre plata pulida obtenidas por medio del tratamiento de la imagen sobre betún con vapores de Iodo.

• 1829 : PAsociación con Louis Jacques Mandé Daguerre, especialista de la cámara obscura, para mejorar la luminosidad y la calidad de las imágenes en el interior de la cámara obscura

• 1830 : Fracaso de los dos socios en las tentativas de blanquear el betún pardo para poder obtener imágenes directamente positivas.
Daguerre descubre el residuo de la destilación de la esencia de lavanda, sin atribuirle ninguna propiedad fotosensible.
En junio ambos hombres trabajan juntos durante dos semanas en St-Loup-de-Varennes.

• 1831 : Trabajos sobre toda clase de resinas sin obtener resultados positivos.

• 1832, junio : Nueva visita de Daguerre a la casa de Niépce. Los socios utilizan a continuación como producto fotosensible el residuo de la destilación de la esencia de lavanda y obtienen imágenes en menos de 8 horas de tiempo de exposición. Nombran al nuevo método : El Fisautotipo.

• 1832, noviembre : Daguerre regresa otra vez a St-Loup-de-Varennes para trabajar con Niépce sobre el nuevo método.

• 5 de julio de 1833 : Niépce muere súbitamente sin que ninguna de sus invenciones hayan sido reconocidas.


> Hacia la invención de la fotografía

En 1816, un año antes de la expiración de la patente del Pyreolóforo, Claude, para tratar de explotar la invención del motor se exila en París, y luego en 1817 en Inglaterra.
Nicéphore emprende solo nuevas búsquedas sobre una idea que lo obsesiona desde hace muchos años : fijar sobre una sustancia, las imágenes reflejadas en el fondo de la cámara obscura.
Hasta ese momento, sus cajas con un agujero munido de un lente, y que proyectan en el fondo, la imagen invertida de la escena exterior, habían sido utilizadas únicamente como instrumentos para dibujar.





> El primer negativo del mundo (sin fijar)

En sus primeras experiencias, Nicéphore Niépce dispone en el fondo de una cámara oscura, hojas de papel emulsionadas con sales de plata, las que se ennegrecen bajo la acción de la luz. Niépce obtiene entonces en mayo de 1816, la primera reproducción de una imagen de la naturaleza, una toma hecha desde su ventana. Se trata de un negativo, pero la imagen no permanecerá fijada, porque en plena luz, el papel termina por ennegrecerse completamente. Llama a estas imágenes « rétines ».

 > Ver el vídeo sobre las “retines”  
* Tiempo de descarga : 4 minutos.

> Para obtener positivos directos

Para resolver esta dificultad, Niépce busca un método para obtener imágenes grabadas en un soporte y estudia el efecto de la luz sobre los ácidos, con el objetivo de poder observar su descomposición. Para ello no tendría mas que extender sobre una piedra calcárea, el ácido cuya fuerza, variando según la intensidad luminosa, grabaría en mayor o menor medida el soporte, siguiendo los tonos de la imagen proyectada. Pero los ácidos no fueron descompuestos por la luz y resultó un nuevo fracaso.
Sin embargo éstas últimas búsquedas permiten a Niépce, de comprender que no es necesario emplear un compuesto cuya transformación fotoquímica es inmediatamente visible, y que
un cambio de la propiedad, bajo la acción de la luz, aún cuando este sea invisible, puede inducir a la aparición de una imagen en el curso de una reacción, ya sea con el soporte, o con otro componente. Niépce se interesa a partir de ese momento en todas las substancias que interaccionan con la luz.

> Búsquedas paralelas

Niépce interrumpe sus estudios sobre la luz durante un año, para participar de un concurso lanzado para encontrar, en Francia, yacimientos de piedras calcáreas destinadas a la litografía.
En septiembre de 1816 : los dos hermanos que se comunican por correo, tratan de encontrar un nuevo combustible para su motor. Empleando aceite de petróleo blanco descubren el principio de la inyección, tal como lo conocemos en los motores actuales.

> Principio de la invención de la fotografía.

Marzo de 1817, Niépce, obstinado, retoma sus investigaciones sobre las imágenes. En el curso de sus lecturas des tratados de química, se detiene en la resina de Gaiac, extraída de un resinoso.
Bajo la acción de la luz, esta resina amarilla se vuelve verde, pero lo que interesa en primer lugar a Nicéphore, es que esta pierde su solubilidad con el alcohol. Entiende que gracias a esto, se puede hacer la diferencia entre la resina transformada y aquella que quedó intacta, y que entonces de esta manera se vuelve posible fijar la imagen. Luego de haber obtenido buenos resultados haciendo experiencias directamente bajo la luz del sol, Niépce fracasa en lo que concierne a las imágenes de la cámara obscura. Desconocía que sobre la resina actúan solamente los rayos ultravioletas, lamentablemente filtrados por el lente de su cámara obscura.
Al mismo tiempo en 1818, se apasiona, por la draisina (antepasado de la bicicleta sin pedales) y causa sensación recorriendo sobre su « velocípedo » los caminos de Saint-Loup-de-Varennes

Después de la resina de Gaiac, Niépce utiliza otra resina de origen mineral : el asfalto o betún de Judea. Observa que bajo la acción de la luz esta resina se vuelve insoluble en los solventes habituales. A partir de 1822, logra reproducir unos dibujos puestos en contacto con soportes emulsionados de betún (placas de vidrio, piedras calcáreas, y luego placas de cobre o de estaño). Utiliza a continuación la técnica del agua fuerte para grabar al ácido, las imágenes obtenidas y las imprime en papel. Este principio permanecerá durante mucho tiempo la base del fotograbado utilizado para imprimir las fotografías y los documentos gráficos.

   
    > Principio y técnica
   
   
Con el fin de reproducir dibujos, Niépce concibió hacia 1822-1823, lo que nosotros llamamos ahora la copia por contacto. Explicó claramente como barnizaba el reverso de un grabado para volver el papel translúcido y que una vez seco, aplicaba este grabado directamente en contacto sobre la placa de cobre o de estaño recubierta de barniz al betún. Exponía el conjunto a pleno sol durante tres o cuatro horas y luego lavaba la placa en esencia de lavanda diluida en aceite de petróleo blanco. El betún que había sido preservado de la acción de la luz bajo el trazo del dibujo, se disolvía y dejaba aparecer el metal al descubierto. En cambio la luz transmitida a través del papel translúcido había vuelto al betún insoluble, el cual permanecía sobre la placa después del lavado con la esencia de lavanda. La imagen en betún era el negativo del dibujo : el fondo era del color pardo del betún y las líneas estaban representadas por el metal puesto al desnudo.

Niépce imaginó entonces un método que permitiría obtener un dibujo grabado en el metal. El principio era simple y bien conocido porque se trataba del mismo de las aguas-fuertes. La placa que portaba la imagen en betún de Judea era sumergida en un baño de ácido que atacaba el metal en los lugares donde estaba descubierto, es decir los que correspondían a los trazos del dibujo. En efecto, el barniz en betún es impermeable al ácido al cual impide de alcanzar el soporte. Una vez que los trazos se grababan en el metal, el inventor eliminaba de la placa el barniz de betún, para guardar la placa metálica con el dibujo grabado.

Los primeros éxitos con este método, con respecto a las reproducciones por contacto, pueden ser datados en 1822, porque ese año, Niépce reproducía sobre vidrio el retrato del Papa Pío VII.
No existía todavía el grabado al ácido. Los primeros ensayos de grabado en 1823 no serán hechos en metal, sino en piedras litográficas. Un impresor de Dijon efectuará copias sobre papel a partir de estas piedras. Niépce tendrá la confirmación que su método, permite bien, después de la reproducción por contacto, de multiplicar el original por el intermedio de la imprenta. En 1825, Niépce grabará sus imágenes sobre cobre y mas tarde a partir de 1826, sobre estaño.

Este tratamiento al ácido está perfectamente adaptado a la reproducción de dibujos al trazo, donde los matices son producidos por medio de líneas. En el caso de las imágenes con matices continuos, éstos son reproducidos por medio de espesores variables del betún, que el grabado al ácido no puede reproducir, dado que el barniz es impermeable a la solución de ácido. Niépce lo había comprendido y trabajó mucho para reproducir grabados.
Muchos museos en el mundo conservan placas de metal con un dibujo grabado por el inventor por intermedio de su propio método. Este es el caso del Museo Niépce, que posee 10 placas metálicas sobre las cuales Nicéphore había reproducido un grabado.
Otras placas de metal grabadas por Niépce se encuentran en la Société Française de Photographie, en la Royal Photographic Society o en la colección de Janine Niépce. Frente a los reveses repetidos para grabar imágenes con tonos continuos obtenidos en la cámara obscura, Nicéphore abandonará progresivamente el grabado al ácido hasta dejarlo completamente de lado a partir de julio de 1827.

En 1824, Niépce coloca piedras litográficas recubiertas de betún, en el fondo de una cámara obscura y obtiene por primera vez en el mundo, una imagen imperecedera de un paisaje. Necesita un tiempo de exposición extremadamente largo, de varios días a pleno sol. A partir de 1825, utiliza regularmente el cobre como soporte, y luego el estaño en 1826 realizando imágenes grabadas.

En 1827, Niépce va a Inglaterra donde encuentra a su hermano moribundo, incapaz de mostrarle ninguna mejora sobre el motor. Se da cuenta que no podrá obtenerse ningún provecho de esta invención en la cual habían fundado sus mayores esperanzas. Después de haber intentado vanamente de despertar el interés de la Photographic Royal Society por su procedimiento de reproducción de imágenes al cual llama Heliografía, Niépce vuelve a Francia y continua con obstinación a perfeccionar su invento. En 1828, descubre un nuevo método que lleva a obtener imágenes con medios tonos y con una calidad superior. Utilizando como soporte plata pulida y dejando actuar vapores de iodo sobre la imagen en betún, obtiene verdaderas fotografías en blanco y negro sobre metal.
La precisión de las imágenes es sorprendente para la época. El tiempo de exposición es siempre de varios días a pleno sol.


   
    > Principio y técnica de la Heliografía en la cámara obscura
   
    El producto fotosensible es el betún de Judea.
Es una especie de alquitrán natural, conocido desde la antigüedad. La gente de esa época lo recuperaban de la superficie del Mar Muerto (en griego lago Asphaltito) donde remonta continuamente del fondo de las aguas. Se lo utilizaba para embalsamar las momias entre los egipcios, para calafatear los barcos o para hacer nivelaciones en Babilonia. En el siglo XIX, se lo sabía extraer también de las rocas bituminosas, que el betún utilizado por Niépce no venía de Judea.

> Ver el vídeo sobre el barniz al betún  
> Ver el vídeo sobre depuración de la imagen  
> Ver el vídeo sobre la inversión por medio del tratamiento al iodo  

Extractos del film « Magia de la imagen »- Tiempo de descarga : hasta 4 minutos.

1 – Obtención de la imagen al betún de Judea :

> Niépce disolvía el betún de Judea en polvo en la esencia de lavanda.

> Desparramaba luego esta solución en una capa fina sobre el soporte (vidrio, piedra, cobre, estaño, plata).

> Por medio de un secado al calor, obtenía un barniz brillante de color bermejo.

> Exponía la placa así emulsionada en la cámara obscura (aquí, la proyección de una diapositiva)

> Después de la exposición, ninguna imagen resultaba visible. Niépce sumergía la placa en un baño de esencia de lavanda diluido, que disolvía las partes que no habían, o muy poco, recibido la luz.

> La imagen obtenida, mirada con una incidencia normal, era negativa.
El tiempo de exposición en una cámara obscura era de varios días a pleno sol.

2 – Utilización de la imagen al betún de Judea :

> Para obtener un positivo, Niépce explota esta imagen de dos maneras :
sin tratamiento posterior, a condición de haberla realizado con un barniz excesivamente delgado y sometido a una ligera sub-exposición (a partir de 1827). En ese caso, el barniz era mate y por reflexión, bajo una iluminación rasante, en un lugar oscuro, la imagen aparecía en positivo.

> Atacándola con vapores de Iodo, para obtener una imagen positiva sobre plata (de 1828 a 1831), Niépce disponía la placa en una caja conteniendo cristales de iodo que se evaporaban espontáneamente.

> En algunos minutos los vapores de iodo oxidaban la plata insuficientemente protegida por el barniz. Se formaba en la superficie el metal una capa de ioduro de plata que, una vez el barniz eliminado, se oscurecía bajo la acción de la luz.

> Obtenía entonces una imagen perfectamente positiva.

Louis Jacques Mandé Daguerre (1787-1851) era pintor y decorador de teatro. Fue alumno de Degotis, creador de decorados en la Opera, con el cual comenzó a la edad de 16 años, luego de Pierre Prévost (1766-1823), especialista de los panoramas, esos inmensos decorados circulares pintados sobre los muros de una rotonda y expuestos a la vista de los espectadores instalados en el centro.

Si las obras de Daguerre expuestas en los salones de pintura no tuvieron un gran éxito, en revancha, los decorados que realizó de 1817 a 1822 para los espectáculos del teatro l’Ambigu-Comique o de la Opera, atrajeron las loas unánimes de la crítica y del público. Hizo prueba en efecto de originalidad en los juegos de luz, creando la salida de la luna, o bien soles en movimiento que permanecieron en las memorias. Llevó luego el arte del decorado al rango de verdadero espectáculo asociándose con otro estudiante de Prévost, Charles Marie Bouton (1781-1853) para crear « que llevará el nombre de Diorama ».

En 1824, Daguerre fue hecho Caballero de la Legión de Honor. Había aprendido a servirse de la cámara obscura con Prévost quien lo empleó para preparar sus inmensas telas en « trompe-l’œil ». El óptico que aprovisionaba Daguerre era Vincent Chevalier, el mismo que en cuya casa Niépce encargaba sus lentes. En efecto, es por intermedio de Chevalier que Daguerre obtuvo la dirección de Niépce.

> El Diorama de Daguerre

Es en 1822 que Bouton y Daguerre se habían asociado con vista al « establecimiento de un espectáculo que llevaría el nombre de Diorama ». Los dos hombres creaban allí, decorados de teatro de grandes dimensiones, buscando a exponer escenas de un gran realismo. Para ello, no dudaban de disponer de toda clase de elementos animados con la excepción de personajes vivientes (juegos de agua, animales…).

Por otra parte, Daguerre desarrollaba toda su ciencia de la iluminación, adquirida durante los años durante los cuales fue decorador en la Opera, el Ambigu etc.…para cambiar la atmósfera de una misma escena. El conjunto creaba la ilusión de la realidad, a tal punto que el Diorama conoció un gran éxito. A continuación, los socios adoptaron a esos inmensos decorados, el principio que consistía en mirar las vistas de óptica que eran iluminadas por delante o por detrás. En el segundo caso, la escena era observada con iluminación atenuada, de allí el efecto nocturno que se acentuaba pintando en el reverso de la vista un decorado apuntando a enmascarar algunas partes de la imagen para hacer aparecer sombras nuevas correspondientes a la noche. Pasando de uno a otro de las dos iluminaciones, en una misma escena se pasaba progresivamente del día a la noche.

    El Diorama tenía con qué impresionar al visitante. La sala, de doce metros de diámetro, contenía trescientos cincuenta plazas. Por rotación, la sala venía a ubicarse delante de una abertura de 7,5 m de largo y 6,5 m de alto, haciendo oficio de proscenio y cuyos costados iban ensanchándose hasta el famoso cuadro pintado sobre las dos caras que medía 14 metros de alto por 22 m de ancho. A partir de ese momento el espectáculo comenzaba. Mas allá del cuadro, unos grandes chasis con vidrios permitían la iluminación por detrás o por transparencia, mientras que otros chasis daban, desde los culmenes, una iluminación desde lo alto y por delante. Interponiendo delante de esos chasis unos paneles translúcidos tintos de diferentes colores y accionados por intermedio de cordajes, se podía cambiar la tonalidad general o local del cuadro, permitiendo así producir en el cuadro entero, o en algunos puntos, efectos, que iban de la intensa niebla, al sol resplandeciente. El espectáculo duraba alrededor de quince minutos, luego de lo cual la sala entraba nuevamente en rotación y venía progresivamente a ubicarse delante de una nueva abertura idéntica a la precedente, practicada en la circunferencia de la sala. Un nuevo cuadro se presentaba a la vista de los espectadores y un nuevo cuarto de hora de animación, por medio de juegos de luces, podía comenzar.

En Diciembre 1827, Daguerre hará el encuentro con Niépce durante su pasaje por Paris antes de dirigirse Inglaterra. Los dos hombres se apreciarán mutuamente. Niépce quedará fascinado por el Diorama. Daguerre también había tenido la idea de captar las imágenes de la cámara obscura. Para esto, disponía polvos fosforescentes en el fondo de su cámara obscura. La imagen proyectada sobre este polvo, luego quedaba visible durante varias horas antes de que desapareciese poco a poco. Ambos volverán a verse cuando Niépce regresa de Inglaterra en febrero de 1828.

Comenzarán después a intercambiar ideas por correo y en 1829, Niépce ofrecerá a Daguerre de formar una asociación para contribuir al desarrollo de la invención de la heliografía. Una vez el contrato de asociación firmado en diciembre de 1829, Daguerre se aplicará a trabajar sobre el procedimiento. Aportará una contribución importante dado que los dos inventarán en 1832 un nuevo método : el fisautotipo. Luego de la muerte de Niépce, Daguerre continuará solo las investigaciones sobre la captura de imágenes e inventará el Daguerrotipo, procedimiento fotográfico cuya práctica se volvía mas fácil, dado que el tiempo de exposición no era mayor que de algunos minutos. El daguerrotipo provocará un inmenso entusiasmo y Daguerre conocerá la celebridad en el mundo entero.

Luego de haberse retirado a Brie-sur-Marne, Daguerre morirá el 11 de julio de 1851.

En el curso de su viaje a Inglaterra, Niépce había encontrado, en París, a Louis Jacques Mandé Daguerre, pintor y decorador de teatro que pasaba por ser un especialista de la cámara obscura.
Esperando acortar el tiempo de exposición de su procedimiento, Niépce decide, en 1829, de asociar a Daguerre a sus trabajos para que él construya una cámara obscura que ofrezca imágenes mas luminosas.
Esta asociación no aporta progresos notables en el procedimiento al betún, en revancha, los dos asociados ponen a punto nuevos procedimientos fotográficos con productos fotosensibles, como la resina de árboles y el residuo de la destilación de la esencia de lavanda. El tiempo de exposición al sol es reducido a alrededor de ocho horas.
   
    > Principio y técnica : EL FISAUTOTIPO
   

El producto fotosensible de este procedimiento, puesto a punto por Niépce y Daguerre en 1832, es el residuo de la destilación de la esencia de lavanda.

> Niépce y Daguerre obtenían ese residuo haciendo evaporar la esencia de lavanda por calentamiento hasta obtener un producto seco. En efecto, bajo la acción del calor, la esencia de lavanda, toma un tinte amarillo que se intensifica a medida que los productos volátiles son eliminados.

> Hacia el final de la destilación, queda un alquitrán pardo oscuro que secado por el calor se vuelve duro y quebradizo.

> Niépce y Daguerre disolvían una pequeña cantidad de este alquitrán en alcohol, y luego vertían la solución sobre una placa de plata bien pulida.

> Luego de la evaporación del alcohol, quedaba un depósito blanco uniforme sobre la placa. La placa así preparada era expuesta a la luz en el fondo de la cámara obscura (alrededor de 7 a 8 horas).

> Luego de la exposición, la placa era dada vuelta por encima de una cubeta conteniendo aceite de petróleo blanco (análogo al petróleo para lámpara). La sola acción de los vapores de esta esencia revelaba la imagen sin otro tratamiento posterior.

Este procedimiento da imágenes directamente positivas, ya que el depósito blanco permanece sobre la placa en los lugares que recibieron la luz, mientras que los vapores de petróleo vuelven transparentes las zonas que no han sido iluminadas. Sin embargo, por el juego de los reflejos del metal que aparece en los lugares donde el depósito blanco se volvió transparente, las imágenes se ven en positivo o en negativo.

 

El contrato de la asociación constituida entre Nicéphore Niépce y Daguerre estipulaba : “En caso de fallecimiento de uno de los asociados, éste será remplazado en la dicha sociedad, durante los diez años restantes, por aquel que lo remplace naturalmente.” Después de la muerte de Niepce su hijo Isidoro lo sucede en la sociedad formada con Daguerre.

Pero Isidore no es Nicéphore. Se muestra incapaz de reproducir los procedimientos de su padre. Daguerre aprovecha esta debilidad. Deja que Isidoro acumule los fracasos y se lanza secretamente en la puesta a punto de un nuevo procedimiento que se llamará años más tarde, el daguerrotipo.

Daguerre avanza progresivamente. En 1835, obtiene imágenes positivas con tiempos de toma mucho mas cortos que con la heliografía o el fisautotipo. En 1837, logra fijarlas. Utilizando técnicas aprendidas con Niépce, asociadas a otras completamente originales, Daguerre alcanza un procedimiento completo que produce en algunos minutos imágenes (en la cámara oscura) . La heliografía y el fisautotipo son así remplazados antes de haber sido divulgados.

Daguerre propone a Isidore de divulgar los tres procedimientos, aunque esté convencido que solo el suyo será explotable comercialmente e impone que sea cambiado el título de la sociedad Niépce-Daguerre en una “sociedad bajo razón de comercio Daguerre e Isidore Niépce para la explotación del descubrimiento inventado por Daguerre y el difunto Nicéphore Niépce”. La invención será atribuida a Daguerre al cual será asociado el nombre de Niépce quien pasara sin embargo a un segundo plano.

Después de haber estudiado las diferentes maneras de explotar las invenciones (patente, suscripciones…) Daguerre decide de mostrar su procedimiento a François Dominique Arago, secretario perpetuo de la Academia de Ciencias. Éste queda maravillado y propone que la invención sea comprada por el gobierno francés con el objetivo de “hacer un don al mundo entero”.

Una renta anual de por vida de 4000 francos será pagada a cada uno de los inventores, es decir Isidore Niépce y Daguerre. Este último recibirá una renta suplementaria de 2000 francos por su procedimiento de decorado cambiante del Diorama.

El lunes 19 de agosto de 1839, la Academia de Ciencias procede a la divulgación de los procedimientos de la Heliografía, del fisautotipo y del daguerrotipo. La presentación que de estos hace Aragó, eclipsa instantáneamente los dos primeros. El nombre de Niépce apenas que es pronunciado, es inmediatamente olvidado. Solo el procedimiento del Daguerrotipo es presentado como teniendo un porvenir.

Algunas semanas más tarde, el procedimiento es mejorado y la realización de retratos se vuelve factible. El entusiasmo es indescriptible. En Paris se abren negocios por decenas donde uno puede ir a hacerse « daguerrotipar ». Se inicia la llamada « daguerrotipo manía » que va a expandirse también en el interior, en Europa y sobre todo en los Estados Unidos de América, donde el procedimiento de Daguerre conocerá su mas larga existencia. Daguerre se vuelve célebre en el mundo entero.

Durante ese lapso de tiempo el nombre de Nicéphore Niépce permanece desconocido. Isidore publica en 1841, un peque-ño libro titulado « Historia del descubrimiento impropiamente llamado daguerrotipo, precedido de una reseña de su verdadero inventor Joseph-Nicéphore Niépce ». El hijo del inventor volcó allí todo el rencor acumulado contra Daguerre e intenta justificar su actitud durante los cambios sucesivos que hicieron pasar a su padre a un segundo plano de la invención. Es el comienzo de un largo proceso que verá progresivamente el nombre de Niépce inscribirse con mayor frecuencia en el intitulado de las historias sobre el invento de la fotografía, para ser reconocido finalmente como el inventor de la fotografía.

Una de las primeras fotografías tomadas en la historia.
Imagen : Paisaje en St Loup de Varennes (1827)
Tipo : Toma directa del pais
Soporte : Estaño puro.
Técnica : Heliografía al betún positiva/negativa, no grabada.
Dimensiones : Placa 16,2 x 20,2
Lugar : Austin (Texas): Harry Ransom Humanities Research Center. Col. H. Gernsheim.
Procedencia : F. Bauer
Bibliografia : RH(30) ; MBP(325) ; JCC(1894) ; CPPE ; GP(162) ; HGa ; HAG(118) ; CBN(88) ; PJa(86) ; PJb ; HGb(50).
Para más información remitiros a
Fuente original: http://www.niepce.com
Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: